Energía eólica doméstica:
Aprovechando el viento

Los sistemas eólicos convierten la energía del viento en electricidad.

Existen instalaciones mini-eólicas para el ámbito residencial.

¿DÓNDE SE INSTALA?

Evidentemente, lo primero en lo que tienes que fijarte es que la zona donde quieras instalar los molinos sea ventosa. La instalación puede hacerse sobre un tejado o en tierra.

Los molinos residenciales tienen unas aproximadas de 6 a 8 metros de altura y de 2 a 5 metros de diámetro mínimo. Los molinos de las centrales eólicas que conocemos que tienen una altura aproximada de 100 metros aunque actualmente se fabrican molinos gigantes de hasta 198 metros. Las instalaciones proporcionan una potencia que está en el rango de 1 a 6 kW.

No toda la energía eólica se basa en grandes parques eólicos; en Estados Unidos los pequeños aerogeneradores de producción de electricidad doméstica se usan desde principios del siglo XX y España está adquieriendo también esa sana costumbre. También es verdad que por latitud nos conviene más la energía solar fotovoltaica que la eólica, por lo que esta última se usa más como complemento de la primera que como única fuente de energía.

((“Wisdom sails with wind and time” – Martin Neuhof via Flickr – CC)

¿DE QUÉ ELEMENTOS SE COMPONE?

Los sistemas conectados a la red se componen de un mástil de acero fijado al terreno o al edificio, una turbina con un generador (rotor), las palas y la góndola con la mecánica de transmisión. Además, debe contar con un sistema de control del generador que gestionará la instalación en función de las condiciones de viento; y el inverter que transformará la energía producida en la que pueda gestionar la red eléctrica general.

VENTAJAS E INCOVENIENTES:

La energía eólica permite un gran ahorro en la factura de la luz, sobretodo si vives en un lugar con viento medio-alto. Además, este tipo de instalaciones independientes es muy útil en lugares donde no llega la red principal.

Como desventajas cabe destacar que no siempre se vive en un lugar con viento suficiente; además, el desembolso inicial es elevado.

((“Green power” – Matt Mechtley via Flickr – CC)

TIPOS DE INSTALACIÓN:

Los más típicos son de eje horizontal, con el rotor colocado verticalmente y orientado según la dirección del viento. Este sistema es el más estudiado y el que mejores rendimientos proporciona, independientemente de la estación del año y de la hora del día; además emplean menos superficie de terreno que otros sistemas para la misma potencia producida.

También existen los de eje vertical, con rotores de diferentes formas. Éstos últimos son mucho más robustos y silenciosos; pero también más costosos.

Conectado el generador dentro de la red eléctrica doméstica evitaremos el consumo procedente de la red eléctrica exterior, ahorrando unos 13 céntimos por cada Kilovatio producido y consumido en la vivienda. La energía sobrante puede ser vendida a la compañía eléctrica o simplemente utilizada para calentar agua, bombeo o mil usos más. También existe la posibilidad de comprar unas baterías que serán recargadas por el generador que suele funcionar también a 48 V.

¿CUÁNTA ENERGÍA?

Como estimación puede decirse que una instalación doméstica pequeña en un lugar de viento medio (5-6 m/s) puede producir entre 1.000 y 1.800 kWh por cada kW de potencia instalada.

¿CUÁNTO CUESTA?

Una instalación eólica doméstica puede costar desde los 7.000 € contando con: aerogenerador 1.000 W, torre 10 metros con cimentación e inversor conexión a red, con una producción de hasta 1,4 Kw/h y un voltaje: 48V/ 220V.

Pueden llegar incluso hasta los 25.000 € con aerogenerador de 6.000 W. Evidentemente, cuanta más capacidad para generar energía, más cara resultará la inversión inicial.

Se puede elegir colocar el aerogenerador en la cubierta de un edificio, reduciendo mucho los costes. Por ejemplo, unos generadores diseñados por el famoso Philippe Starck cuestan entre 2.500 y 3.500€.

((Mapa Eólico de España – Julio 2009 – IDAE)

CONDICIONES PARA SU INSTALACIÓN:

La primera y necesaria condición para que esta instalación funcione es que el lugar elegido tenga un viento medio suficiente. Lugares con medias de 4,5 m/s no son considerados particularmente eficientes. Para consultar si el lugar es idóneo pueden dirigirse a esta web: http://atlaseolico.idae.es/ generada por el Ministerio de Industria, donde se puede además descargar planos espefícos. También es importante la presencia cercana de árboles o edificios que pudieran bloquear el flujo de aire.  Además, una vez hecho estas comprobaciones, es aconsejable medir específicamente en el lugar y descubrir la dirección del viento predominante.

LICENCIAS, LEYES Y AUTORIZACIONES:

El Real Decreto 661/2007, de 25 de mayo, por el que se regula la actividad de producción de energía eléctrica en régimen especial dice que las Comunidades Autónomas, en el ámbito de sus competencias, podrán desarrollar procedimientos simplificados para la autorización de instalaciones cuando éstas tengan una potencia instalada no superior a 100 kW. Por lo que para una instalación eólica doméstica habrá que recurrir a las licencias locales y regionales correspondientes.

Es recomendable recordar que las instalaciones eólicas se benefician de subvenciones del Estado, como el resto de las renovables, con lo cual su precio se amortiza mucho más rápidamente. Es necesario consultar las subvenciones nacionales y autonómicas en vigor porque suponen una gran ayuda en el desembolso inicial.

ENLACES DE INTERÉS:

  • Manual práctico de instalaciones eólicas a pequeña escala:

http://www.leonardo-energy.org/espanol/08/manual-practico-de-instalaciones-eolicas-a-pequena-escala

  • Repertorio de fabricantes europeos de mini-generadores eólicos:

http://www.allsmallwindturbines.com/

  • Wikipedia:

http://es.wikipedia.org/wiki/Aerogenerador

  • Mapas del viento del IDAE:

http://atlaseolico.idae.es/

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...