Case Study Houses

Las Case Study Houses fueron experimentos en arquitectura residencial norteamericana patrocinados por la revista de John Entenza Arts & Architecture, quienes propusieron a los mejores arquitectos del momento diseñar y construir casas modulares baratas y eficientes. La iniciativa se enmarcaba en el gran crecimiento de la demanda de casas residenciales en los Estados Unidos causado por el fin de la Segunda Guerra Mundial.

El manifiesto de la propia revista lo podéis descargar en este pdf (13,70 Mb); la única pega es que está en inglés, aunque os animo a leerlo, ¡vale la pena!. En el documento se habla de la voluntad de generar nuevas propuestas de hogares que se adapten a nuevos tipos de vida moderna desde un punto de vista basado en lo disponible; para construir las casas deseadas cuando existen mayores restricciones.

Nuevas formas de habitar que para Entenza debían ser el producto de la aplicación de las nuevas tecnologías desarrolladas para la guerra como la industrialización, la prefabricación y la ingeniería mecánica aplicadas a la construcción, los nuevos materiales como el acero, el vidrio, la madera laminada, los plásticos y derivados asfálticos; del automóvil como medio de transporte; del empleo generalizado de electrodomésticos; y también de las nuevas formas sociales: las familias nucleares de tres o cuatro miembros, la desaparición de los empleados domésticos a tiempo completo, el deseo de intimidad con la naturaleza, de transparencia, la vida suburbana.

Usuario flickr: x-ray_delta_one

Algunos de los arquitectos invitados que aceptaron el encargo fueron J.R. Davidson, Richard J. Neutra, Eero Saarinen, Raphael Soriano, Sumner Spaulding, Charles Eames, Craig Ellwood, Pierre Koening, William Wilson Wurster y Ralph Rapson. Esta invitación recuerda mucho al estilo de la Bauhaus, en la que se reunían los artistas, intelectuales, arquitectos, etc. de la época para generar propuestas de todo tipo.

Por otro lado, el editor Entenza reunió también a clientes atraídos por la novedad y ciertas ventajas económicas, a productores que aportaban sus materiales y sistemas a precios especiales, y al público, que admiraba las casas en la revista y estaba invitado a visitarlas.

Algunas de las casas se construyeron y además pasaron a la historia de la arquitectura: la número 8, la Eames House (1942-49), la número 21 (1958) o la número 22 (1959-60) de Pierre Koenig, maravillas minimalistas de acero, gresite y vidrio, que se convirtieron en una de las imágenes por excelencia de la vida en las colinas de Hollywood, se convirtieron en iconos de la ciudad de los que se venden postales en las tiendas de recuerdos; gracias en parte a la fama de las fotografías tomadas por Julius Shulman de la moderna vida americana de aquellos años. Además, este mismo fotógrafo encargó a Raphael Soriano una de estas viviendas para vivienda y estudio en las colinas de Hollywood.

Desde MODUS-VIVENDI, seguimos desarrollando estos conceptos – con más de medio siglo de vigencia – adaptándolos a nuestra “vida moderna” y a nuestro particular momento en la historia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...