Entradas archivadas en Reformas

¿Cómo aprovechar el
espacio bajo la escalera?

Aquí tenéis algunos ejemplos de cómo aprovechar el espacio bajo las escaleras.

Si tenéis que almacenar documentación de gran tamaño, este tipo de estantería es perfecto.

Estos ejemplos os pueden servir para localizar esos armarios o espacios de almacenaje que tanto se necesitan en el hogar.

Los habitantes de viviendas con el espacio justo agradecen estas soluciones.


¡Esperamos que os puedan servir!

Una consulta:
Reforma de una vivienda en Madrid

Nuestra amiga Laura nos ha escrito desde Madrid para pedirnos consejo:  se acaba de comprar un piso en su ciudad y necesita hacer una reforma.

Esta vivienda se había degradado con el paso del tiempo y tiene una distribución que no se adapta en absoluto a las necesidades de la nueva dueña. Pero aún así creemos que tiene muchas posibilidades. Los tres balcones que asoman a la calle principal tienen orientación Sur, mientras que las ventanas de la cocina tiene orientación Norte y se abren a un patio de manzana. Al ser el cuarto piso de un bloque de seis plantas y no tener edificios más altos a su alrededor tiene luz natural asegurada. Tendremos que tener en cuenta el soleamiento excesivo en verano, pero también precisamente por esta orientación, en invierno tendrá muy poco gasto en calefacción. Se plantearán sistemas para dar sombra (contraventanas) y un sistema eficiente de aire acondicionado.

Condiciones de partida:
Localizar los cuartos húmedos en las zonas cercanas donde previamente se encontraban.
Respetar los muros de carga y sus huecos originales.
Aprovechar los tres balcones para localizar las estancias principales.

Programa de necesidades de la propietaria:
Cocina con zona para almorzar.
Dormitorio principal con baño completo (ducha) y vestidor.
Dormitorio secundario para dos camas de 90 cm.
Baño secundario con bañera.
Necesidad de armarios y espacios de almacenamiento.
Aprovechamiento al máximo de la luminosidad.
Rapidez en la ejecución y presupuesto ajustado.

Mejoras necesarias autoimpuestas por el proyectista:
Mejora de la eficiencia energética.
Aprovechamiento de la doble orientación.
Mejora del aislamiento térmico y acústico.
Satisfacción de todas las necesidades del cliente anteriormente expuestas.

Este es el plano que hemos propuesto. Como veréis cumplimos todas las exigencias de programa que nos propuso Laura y además, le propusimos una serie de estrategias de ahorro e inversión (es decir, dónde conviene invertir en calidad de materiales y dónde podemos elegir soluciones más económicas pero igualmente estéticas y funcionales).

Además, le explicamos el funcionamiento energético de su futuro hogar para poder elegir junto a ella los sistemas más apropiados.

Si Laura nos elije para llevar a cabo su proyecto; los siguientes pasos serían elegir un contratista que nos dé un buen presupuesto con los materiales e instalaciones que hemos elegido, pedir una licencia de obra al Ayuntamiento correspondiente y las subvenciones que puedan ayudar a mejorar el presupuesto de la obra como: la mejora de los cerramientos (ventanas, aislamiento de muros existentes) y de las instalaciones futuras (calderas eficientes, climatización de bajo consumo).

10 pasos para conseguir una vivienda
bioclimática y sana

Hemos escrito un breve decálogo con los pasos a seguir para tener una vivienda bioclimática y sana. Algunos de ellos hay que tenerlos en cuenta cuando se diseña la casa, otros se pueden conseguir con una reforma.

Esperamos que os sean útiles. Aquí van:

1. Orienta la fachada principal al sur. Juega con la latitud y los aleros para dejar pasar la luz en invierno y dar sombra en verano.

 

2. Planta árboles de hoja caduca en tu jardín. Te proporcionarán sombra en verano.

Usuario flickr floresyplantas.net – CC

 

3. Acristala las terrazas que den al sur, a modo de galería, para conseguir un efecto invernadero natural en invierno.

Usuario flickr DavidJGB – CC

 

4. Los muros, paredes y materiales macizos conservan mayor cantidad de calor, el cual se desprende posteriormente. Estos elementos tienen mayor inercia térmica.

Usuario flickr lumarla – CC

 

5. Si tienes chimenea ponle un capuchón autoaspirante termoeólico. Evita que el humo vuelva hacia el interior de la vivienda y extrae mejor los humos y el exceso de calor.

Usuario flickr bachmont – CC

 

6. Pon trampillas en la fachada norte y claraboyas en el tejado. Iluminarán mejor el interior de tu vivienda. Como se pueden abrir y regular te permitirán extraer mejor el calor del verano utilizando la ventilación cruzada.

Usuario flickr BrittneyBush – CC

 

7. Aprovecha los aislamientos naturales en paredes y las láminas impermeabilizantes en el tejado.

Usuario flickr iamos – CC

 

8. Cuando te sea posible, utiliza los materiales de construcción típicos de tu zona.

Usuario flickr Rufino-Lasaosa – CC

 

9. Asegúrate de que los materiales utilizados son inocuos radiactivamente. No pueden emitir más de 180 mrad/año, ni desprender gas radón el cual es peligroso para la salud.

Usuario flickr Olof S – CC

 

10. Busca el equilibrio eléctrico de tu vivienda. Para ello has de ajustar los valores entre 120 y 300 voltios por metro. Te ayudará el que no uses materiales sintéticos ni ferromagnéticos ya que estos generan mucha carga electrostática.

Usuario flickr MagnuMicah – CC

Planes renove:
mejorar la eficiencia energética.

Creemos que es importante ser lo más autosuficiente posible en materia de energía. La casa ideal es aquella que no depende de suministros y que gasta la menor cantidad de energía posible.

Así que, para bajar ese gasto energético, ahorrar en nuestro bolsillo en los tiempos que corren y además, intentar no dañar más a nuestro planeta, podemos aprovechar las ayudas del Plan Renove 2.011 para mejorar la eficicencia energética de hogares ya existentes.

¿En qué consiste el Plan Renove 2.011?

Consiste en ayudas económicas a los ciudadanos que mejoren las instalaciones y los cerramientos de edificios en materia de eficiencia energética. Existen varios tipos y de manera esquemática los explicamos a continuación.

Cambio de electrodomésticos: suponen el 13% como mínimo de la energía consumida en el hogar. Las ayudas varían entre los 50 y los 125 €. Un electrodoméstico de clase A consume la mitad de energía respecto de uno clase D. Para calderas e instalaciones de aire acondicionado la cuantía de las ayuda aumenta considerablemente (hasta 300 €). Para ascensores, dado que su consumo supone un gasto alto dentro de la comunidad, también se conceden ayudas de hasta 3.300 € por ascensor.

Mejora en las edificaciones: las actuaciones que pueden beneficiarse de ayudas económicas son el cambio de ventanas y la mejora en el aislamiento de las fachadas, tanto si se realiza por el interior como por el exterior. Las ayudas varían entre el 22 y el 35% del coste de las actuaciones antes mencionadas. También puede proponerse una mejora de las cubiertas de los edificios, debido a que gran parte del calor se pierde por ella.

Para más información, consultar la web del IDAE.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


Copyright © MODUS-VIVENDI 2011. Todos los Derechos Reservados.